Sin categoría

TENIAS RAZON

17 septiembre, 2015

Sí, es verdad…. Tenías razón, aunque -interiormente- me cuesta dártela… Odio tener que desdecirme y retirar esas frases pronunciadas al aire que hace unas horas se escaparon de mis labios y que, fastidiosamente, han ido a parar a tus oídos.No me gusta verte taciturno ni frunciendo el gesto como si estuvieses tratando de adivinar el resultado de una ecuación imposible de descifrar… aunque, si me paro y pienso, quizá y sólo quizá, esa ecuación sea yo misma, mis pensamientos, mi trastornada forma de actuar, la manera en la que entorno mis ojos al hablar o mi locura transitoria cada vez que trato hacer las cosas a mi manera y no lo consigo.
Está bien -me digo mientras doy la vuelta sobre mis pasos y me dirijo a tí frente a frente-, lo admito. Admito que estás en lo cierto, que siempre has tenido razón, que no sé por qué tú has sido capaz de dar más pasos que yo y que el miedo o la inseguridad o ese descontrol que tú me produces, me ha impedido plantar cara a lo evidente, a lo que todos ya sabían cuando nos veían….
Y por décima vez te abrazo y te susurro al oído que sólo los locos decimos la verdad aunque sea a través de locuras, de actos suicidas y de frases que nunca acertamos a terminar…
Y tú, con tu habitual sonrisa de perfecto hombre serio-al-frente-de-un-trabajo-muy-serio, mueves tu cabeza de este a oeste, poniendo tu dedo índice sobre mis labios para evitar que te conteste, y me replicas que el loco eres tú por seguirme más allá de los puntos suspensivos, las comas, los días de tormenta, las compras compulsivas, las lágrimas de verano y las risas al borde del mar….

También te gustaría

Sin comentarios

Deja un comentario