Inspiración, Navidad

REYES MAGOS.

3 febrero, 2016

Pensándolo bien, creo que aún me da tiempo a escribir una carta a los Reyes Magos…

una carta de esas en las que los regalos que se encuentran en los escaparates de las tiendan pasan a segundo plano porque, en realidad, hoy, sólo me atrevo a pedirles un deseo… simplemente un poco de Paz.
Paz para vivir como uno quiera y le apetezca.
Paz para hablar en alto sin miedo.
Paz para tener libertad.
Paz para poder elegir sin dificultad.
Paz para caminar por los senderos que escojamos sin detenernos a pensar si son seguros o no.
Paz para que el corazón sea capaz de respirar sin cadenas que le aprisionen.
Paz para no sentirnos agobiados ante el día a día, ante nuestras responsabilidades y toma de decisiones.
Paz para abrazar y besar y reír y llorar sin que nada ni nadie fiscalice el por qué lo hacemos.
Ojalá los Reyes Magos, esta noche, dejen esa pequeña ración de paz en nuestros zapatos y se lleven, bajo sus capas, todos esos momentos en los que el estómago y el corazón se encogen ante aquéllo contra lo que creemos imposible luchar.
Os deseo un 5 de Enero muy especial.
Viva la magia de la Navidad.
Imposible robarla, imposible manipularla, imposible obviarla.

También te gustaría

Sin comentarios

Deja un comentario