Destacado, Navidad

TIEMPO DE ADVIENTO.

29 noviembre, 2014

El Adviento (del latín “adventum”, que significa “llegada”, “venida”), que mañana comienza, es ese tiempo que precede a la Navidad, en el que nuestro corazón se llena de esperanza… un tiempo para sorprendernos, para vivir intensamente, para prepararnos, para recordar, para esperar, para confiar, para seguir caminando en buscar de la felicidad….

 

Un tiempo también para escuchar el silencio, para reflexionar, para sentir más allá de voces o de simples sensaciones…. porque el silencio, aunque a veces no lo parezca, también habla, tan sólo hay que prestarle atención, estar a la espera, no tener prisa, no contar el tiempo…. tan sólo esperar… y esa respuesta que ansiamos llegará…

Si hay un símbolo que represente el Adviento y que no falta en casi ninguna casa, es la Corona de Adviento….. posiblemente el primer símbolo de la Navidad que está por llegar.

Se trata de una costumbre originaria de los países germánicos y extendida a América del Norte; durante el frío y la oscuridad del final del otoño los pueblos germánicos precristianos recolectaban coronas de ramas verdes y encendían fuegos como señal de esperanza en la venida del sol naciente y de la primavera.

La corona de Adviento es una corona circular (ya que el círculo es la figura perfecta, sin principio ni fin, señal de amor eterno), de ramas verdes (que pueden ser abeto, hiedra o pino….. siempre ramas perennes para hacer hincapié en ese amor que no caduca y que no tiene fin), en la que se fijan cuatro velas (que representan los cuatro domingos que comprenden el Adviento, de forma que con cada vela que encendemos, simbólicamente el mundo acoge en él un poquito más de luz) y que puede colocarse tanto sobre una mesa o colgarse con una cinta elegante… pero siempre dándole el protagonismo que se merece…

La corona de Adviento es uno de esos símbolos, junto al Arbol de Navidad, que ponemos en nuestras casas sin darle más importancia pero que, sin embargo, nos indica que algo importante comienza a notarse en el ambiente y, sobretodo, en nuestro corazón…..

Hay miles de formas (además de la circular, que por supuesto es la típica y la que no debería faltar) en las que hacer y disfrutar de una Corona de Adviento…. No dejéis de poner una en vuestra casa esta Navidad…. Seáis o no creyentes os recordará que más allá de palabras huecas o de frases ausentes, la Navidad no es un tiempo más sino que es “el” momento para vivir con toda la intensidad, con toda la alegría, con toda la paz, con todo el entusiasmo que queramos…..

Porque, al fin y al cabo, eso es Navidad… Pura y simple Felicidad…

FELIZ DIA

 

 

 

 

 

 

También te gustaría

2 Comentarios

  • Reply Juanra 29 noviembre, 2014 at 10:09 am

    Precioso Post, como todos… es un placer leerte , besos!

  • Reply NENA 6 diciembre, 2014 at 3:48 pm

    Me encanta la colección de coronas.FELIZ ADVIENTO.Besitos

  • Deja un comentario