Destacado

TE ECHO DE MENOS

16 septiembre, 2015

Echo de menos lo que no tengo, lo que no puedo, a lo que no llego, lo que no toco, lo que está lejos, lo que persigo entre sueños, lo que me niegas, lo que no acepto, a lo que cierro los ojos, lo que me hace temblar, con lo que lloro, lo que me evade o me trae a la realidad -¿cómo saberlo?-.Echo de menos el olor, el sabor, el color, el recuerdo de mis ojos acariciando lo que está lejano, inalcanzable, imposible… lo inabarcable, lo mágico, lo surreal, lo casi irreal….
Echo de menos empezar, terminar, tu hola, mi adiós, las puertas que se cierran, las voces en el horizonte, las olas chocando en la orilla, las lágrimas a punto de derramarse, los abrazos profundos, los caminos encontrados y separados.
Echo de menos no echar de menos. No haber sido valiente. No haber tomado decisiones. No haberme ido o haber vuelto o haber quedado o haber hablado o haber llamado o haberme, al menos, presentado.
Echo de menos los recuerdos que no existen, las películas que no vimos, los cafés que no hemos compartido, las canciones que no hemos cantado, los libros que no me has regalado, las fotos que no te hecho, los mensajes que no te enviado, las cartas que no has leído.
No es justo echar de menos lo que no se ha vivido.
No es justo querer ser la protagonista de un cuento que nunca se ha escrito ni es justo saber que tú, a mil kilómetros, te sientes como yo en este preciso momento.
Las oportunidades están para aprovecharlas y no para cerrarles la puerta, no para excusarnos en miedos ridículos o en suposiciones que jamás sabremos si se hubiesen hecho realidad…..
Las oportunidades están para vivirlas al máximo, para cogerse las maletas e irse al infinito, para cerrar los ojos y pensar el tiempo justo que dura un suspiro, para poner música de fondo y bailar y cantar y ser simplemente feliz o, al menos, tratar de serlo…..

Que vuestros días estén lleno de oportunidades por las que merezca la pena correr el riesgo de soñar más allá de trabajos, distancias, trenes, metros, autobuses, mesas de despacho, tareas de casa, desayunos insípidos o jefes aburridos….

Sed felices.

También te gustaría

Sin comentarios

Deja un comentario