Bodas, Destacado, Moda y Belleza

NICOLAS COSTURA.

29 noviembre, 2016

Se dice que “quien tiene un amigo tiene un tesoro” y yo tengo la gran suerte de considerar a Nicolás como uno de esos amigos que conocí en un momento muy especial de mi vida, ya que él se encargó de la confección del vestido de mi madre para mi boda, lo que fue [casi] por pura casualidad y, por qué no decirlo, un rotundo éxito…. imposible olvidar aquel vestido de un precioso tono azul turquesa, lleno de pequeños detalles y con una caída tan elegante que era imposible no fijarse en él.

Fotografía cortesía Mercedes Blanco.

Fotografía cortesía Victor Lafuente.

Desde ese momento -hace ya cinco años- a la actualidad hemos mantenido tantas conversaciones juntos que no recuerdo ninguna en la que no nos hayamos reído muchísimo o reflexionado acerca de su profesión o de la actualidad o del rumbo y el estilo que su firma va tomando, y es que Nicolás Costura es una de esas pocas casas de moda al estilo tradicional que sobreviven en Asturias y que gracias a su magnífico trabajo y al esfuerzo en común de él y su equipo han conseguido posicionarse a nivel nacional como uno de los referentes de creación de vestidos de novia y fiesta más importantes a nivel nacional.

                                                                                                                                                                       Fotografía cortesía Mercedes Blanco.

Fotografía cortesía Mercedes Blanco.

Si tuviese que definir el secreto del éxito de Nicolás Costura sería, sin lugar a dudas, la capacidad de escuchar a todas y cada una de sus clientas tratando de encontrar un punto en común entre lo que ellas desean y lo que les favorece, ofreciéndoles multitud de ideas hasta conseguir ese vestido deseado que buscan. A día de hoy, el trabajo que realiza Nicolás y su equipo, absolutamente artesanal, es una de las cosas que personalmente más valoro puesto que en nuestro día a día estamos acostumbrados a un estilo que casi se le podría llamar “de usar y tirar”; es decir, prendas con un diseño muy determinado basadas en colecciones de grandes firmas con unos precios muy competitivos y con una confección en serie que fomenta su compra pero que ofrece una calidad muy ajustada de forma que o esas prendas no sobreviven más allá de una temporada o, simplemente, se quedan obsoletas.

                                                                                                                                                                Fotografía cortesía Victor Lafuente.

                                                                                                                                                                                               Fotografía cortesía Nicolás Costura.

Esto no ocurre con la confección artesanal o de alta costura en la que cada prenda es única y se confecciona en base a nuestro cuerpo y con un estilo mucho más atemporal, siendo capaz de ser vestidas durante años sin que se note el paso del tiempo a través de ellas. Por ello Nicolás se define a sí mismo como modisto y no como diseñador porque y según sus palabras “esa es la formación que yo recibí, mi oficio… Diseñador no es que no me guste si no que simplemente no lo soy.. Hoy diseñador como tal es cualquiera… Modista, lo mismo que sastre requiere muchos años de formación y especializacion… y pocos , muy pocos podemos diseñara algo para una clienta y llevarlo a efecto, yo sí… y es algo de lo que estoy muy orgulloso”. Le encanta crear vestidos de novia (a su taller acuden no sólo novias asturianas sino también novias del norte de Castilla-León, Cantabria, Galicia y Madrid) ya que en su elaboración los detalles artesanos son una de las partes más destacadas del vestido y entre sus materiales favoritos incide en los crepes y los georgettes para líneas fluidas y los brocados de seda y el mikado entre los de línea más clásica a los que se puede añadir encajes y pedrerías para enriquecer los vestidos.

Fotografía cortesía Nicolás Costura.

Fotografía cortesía Nicolás Costura.

                                                                                                                                                                      Fotografía cortesía Nicolás Costura.

Define a la mujer española en su vida diaria como clásica y cómoda, poco complicada en su día a día… lo que cambia por completo cuando debe vestirse para ocasiones determinadas, en las que no le importa llevar a cabo ese dicho popular que reza “para estar guapa hay que sufrir”.

Sin faltarle razón, Nicolás es muy crítico con la llamada moda asturiana a la que define como inexistente ya que carece de peso en el panorama nacional y aunque hay muy buenos profesionales que trabajan con mucha calidad, casi todos ellos dedicados a la confección a medida, no termina por despuntar y encontrar su hueco.

                                                                                                                                                 Fotografía cortesía Días de Vino y Rosas.

Fotografía cortesía Nicolás Costura.

Al estilo de los clásicos, a Nicolás le gusta la ópera romántica italiana y Mozart y si tiene que perderse en algún lugar que sea en cualquier cala de Llanes, en Madrid o en Roma, en la que cada rincón le inspira profundamente. Sus modistos preferidos no podían ser otros que Balenciaga, Valentino Garavani, Pertegaz y Caprile y siguiendo esa estela de elegancia sus actrices preferidas son las de los años cincuenta, mujeres voluptuosas y con una personalidad muy definida como Sofía Loren, Ava Gardner, Marilyn Monroe o Yvonne de Carlo.

                                                                                                                                                             Fotografía cortesía Nicolás Costura.

Fotografía cortesía Nicolás Costura.

Nicolás Costura es una de esas pequeñas grandes firmas del panorama regional que poco a poco y gracias a un trabajo muy detallista y artesanal se va haciendo un hueco cada vez más importante a nivel nacional… y yo no puedo sentirme más orgullosa de ello puesto que, ante todo, para mí Nicolás o Nico -como lo llaman sus amigos- es una persona excepcional, siempre dispuesta a ayudar, siempre alegre, siempre con la palabra exacta, con un talento innato y un gusto exquisito….. y que junto a su marido Fran (su apoyo incondicional en la sombra y una persona extraordinaria a quién también tengo mucho cariño), forman uno de los equipos más equilibrados que conozco, con una sensibilidad difícil de encontrar y, sobretodo, con esa sensación de sentirte como en casa al cruzar el umbral de la puerta de su taller…. y eso, a día de hoy, en un mundo plagado de divos y divas que apenas saben enhebrar una aguja, es ya de por sí una completa garantía del éxito que se encuentra en su trabajo y por el que cada vez más su firma recibe una mayor notoriedad en el ámbito de la moda.

Fotografía cortesía Nicolás Costura.

También te gustaría

2 Comentarios

  • Reply almudena 29 noviembre, 2016 at 6:49 pm

    Precios vestido una pasada,parece ideal y te queda guapisimo!!!

  • Reply Sonia 29 noviembre, 2016 at 9:27 pm

    Ahora mismo estoy en ese proceso de hacer mi vestido de novia con Nicolás y no sabes lo que emociona leer este texto. Me siento muy identificada con muchas cosas de las que dices! Nicolás hace que te sientas muy cómoda y comprendida nada más cruzar su puerta!

  • Responder a Sonia Cancelar Respuesta