Destacado, Inspiración

BOURNEMOUTH

17 septiembre, 2015

Yo vivía en el 60 de Bradley Road, Bournemouth, Reino Unido.

Era una calle estrecha, en su gran mayoría con casas de estilo victoriano que invitaban a quedarse en ellas y a disfrutar de esos balcones maravillosos que convertían un salón de lo más ramplón en uno extraordinario, con personalidad…. Era un vecindario tranquilo, mezcla de esa tercera edad de ingleses que se vienen al sur a disfrutar de un tiempo más cálido, y de estudiantes de idiomas que cada mañana, como pequeños puntos suspensivos, nos uníamos en frases inconexas hasta llegar a la puerta del colegio….
Fue una época feliz en la que el mundo, todo el mundo, parecía unirse en un único punto y podía recorrer uno o dos continentes tan sólo con mi grupo de amigos, japoneses, kuwaities, alemanes, mexicanos y algún que otro español….
Me gustaba ir a la playa de Bournemouth con sus siete millas de arena blanca, impoluta, y su agua gélida incluso en los días en los que el calor llegaba a apretar…

Recorrer su Pier, comer un donuts (sin agujero!) relleno de mermelada de fresa en el Pavilion y sentarme a tomar el té con una tarta de chocolate de muerte en uno de los salones de su calle principal, eran mis pasatiempos favoritos en domingo…. Eso y meterme en la cocina con Daphne y ayudarla a preparar platos imposibles de cualquier parte del mundo que jamás he vuelto a comer y con los que me reía tanto…. Recuerdo poner la música del maestro Joaquín Rodrigo a todo volumen y hacer mi número estrella de teatro musical en las escaleras de casa mientras Daphne me aseguraba que los españoles llevábamos la fiesta bajo la piel….

Casi he perdido todas mis fotos de esa época tras una inundación en los trasteros de mi casa, pero no quiero olvidar… Hablar de los recuerdos en alto es, un poco, volver a vivirlos….
Y yo, esta mañana de sol, deseo volver a esas mañanas de Bournemouth, mientras un amigo tiraba piedrecitas a la ventana de mi habitación para decirme que me esperaba…..

Tenía 17 años.

Lo bueno no debería pasar tan rápido.
(bendita música que nos lleva más allá de recuerdos, de imágenes, de miradas, de sensaciones y sentimientos….)

También te gustaría

Sin comentarios

Deja un comentario